Realización Patricia Simón

Imagen Patricia Simón y Nacho García-Cosío

Edición Manuel García Postigo

Adala Mohamed Lemin es una de los miles de niños y niñas saharauis que han sido acogidos por familias españolas gracias al programa V​acaciones en Paz.​Durante las revisiones médicas que comprende el programa, le diagnosticaron algunos problemas de salud por los que se quedó con una familia canaria durante nueve años. Durante este periodo sólo podía hablar una vez al mes con su padre, madre y hermanos ya que en los campamentos de refugiados no había teléfonos. A su vuelta, A​dala ha trabajado como traductora de español y hassanía ­el dialecto árabe saharaui­ para numerosas ONG.​En la actualidad es la responsable de proyectos de Médicos del Mundo en el Ministerio de Salud saharaui.

El número de familias de acogida del programa Vacaciones en Paz se han reducido drásticamente desde el inicio de la crisis. En 2008, fueron unos 9000 niños y niñas los que pudieron evitar pasar los dos meses de verano más duros en los campamentos, cuando se superan los 50 grados centígrados. En 2014, apenas llegaron a los 4.800 los menores que pudieron disfrutar de dos meses de descanso del refugio, recibir revisiones médicas, mejorar su salud gracias a una alimentación más variada y con alimentos frescos, y crear lazos de solidaridad y afecto con las familias receptoras.